El Huerto Casero
Una de las necesidades básicas más importantes que tiene el ser humano es proveerse de alimentos...
10/25/2008,
Introducción: 
Una de las necesidades básicas más importantes que tiene el ser humano es proveerse de alimentos. La producción de alimentos en cantidad y calidad apropiadas para una población en rápido crecimiento representa uno de los grandes retos de la actualidad. Las circunstancias actuales nos obligan a reenfocar nuestras prioridades para determinar cómo vamos a proveernos de alimentos en tiempos de cambios tan drásticos que han sacudido, hasta cierto punto, la estabilidad de la industria.
En el pasado no muy lejano el huerto era una opción. En el presente se ha convertido en una necesidad por varias razones, entre ellas:
1.      El encarecimiento de los alimentos
2.      La pobre calidad de los alimentos de hoy día
3.      La potencial escasez en situaciones de emergencias
4.      La necesidad de contar con reservas de alimentos en momentos de crisis
Este huerto casero se puede desarrollar en uno orgánico. ¿Qué significa orgánico y cuál es la diferencia entre éste y el huerto tradicional? Orgánico significa que sólo se van a utilizar abonos que no contengan productos químicos y que podemos producirlos nosotros mimos en nuestros hogares utilizando los recursos naturales que tenemos a nuestro alrededor. Además se evita el uso de fungicidas y pesticidas que comúnmente se utilizan en los cultivos en la actualidad.
El huerto casero es una oportunidad para aprovechar espacios reducidos cuidando la biodiversidad. El huerto casero aporta significativamente a la alimentación de una familia. Esta forma de producción preserva la salud de la familia al no utilizar agro tóxicos. Además, los alimentos son de mayor calidad biológica y de mejor sabor.
Dada las circunstancias actuales donde un mayor grupo de personas viven en espacios reducidos, en este tipo de huerto se pueden desarrollar producciones en espacios reducidos. Algunos de los productos del huerto casero incluyen hortalizas tales como vegetales de hojas verdes, raíces, tubérculos, legumbres, condimentos y planta aromáticos, entre otras.
Beneficios que se obtienen al tener un huerto casero:
1.      Suplir a la familia de una buena provisión de hortalizas frescas durante todo el año.
2.      Se aumenta el consumo de legumbres, mejorando con ello la salud.
3.      El sabor de las legumbres frescas es mejor y éstas son una buena fuente de vitaminas.
4.      Si se produce excedentes se pueden vender para generar un ingreso adicional.
5.      El esfuerzo físico que se produce al cultivar un huerto nos provee de una buena fuente de ejercicios.
6.      Se fortalece el núcleo familiar al trabajar juntos en el huerto.
7.      Se logra mayor conciencia, especialmente en las nuevas generaciones, sobre cómo se producen los alimentos y la importancia de la calidad de los mismos.
8.      El contacto con la tierra y las plantas produce energía espiritual, comprobada científicamente.
9.      El que produce el huerto reconstruye el huerto de forma tal que reutiliza en otro sitio lo que no necesita en ese lugar.
El uso y la ventaja del Estiércol o abono orgánico en el huerto casero:
1.      Añade materia orgánica lo cual mejora la fertilidad del suelo.
2.      Aumenta la retención de agua.
3.      Estimula el desarrollo de organismos beneficiosos que ayudan en los procesos biológicos del suelo.
4.      Mejora la condición física del suelo haciendo las arenas menos porosas y las arcillas menos compactas.
Nota: El estiércol debe estar bien descompuesto antes de aplicarlo al terreno para evitar daños al cultivo.
La Permacultura establece el desarrollo del huerto casero por zonas. La Zona I es la que está más cerca de la casa. La Zona II a no más de 50 pies de la casa y la Zona III a no más de 100 pies de la misma. Esto permite que los productos se obtengan con el menor esfuerzo posible. En la Zona I se siembra todo lo que se usa en la cocina como ajíes, cilantro, perejil, etc. En la Zona II se siembran tomates, pimientos, berenjena, etc. y en la Zona III se cultivan los árboles frutales.